Celiaquía e hipoacusia

Celiaquía e hipoacusia

“A estas alturas del partido”, ya a nadie se le escapa la influencia de la alimentación en la salud y el buen funcionamiento del organismo.

gluten

Son evidentes (físicamente) tanto los efectos  positivos de una alimentación sana y equilibrada, como los negativos cuando se trata de una alimentación desordenada.

Nuestro organismo requiere de elementos fundamentales para su perfecto funcionamiento y desarrollo de los diferentes “periféricos”. Vitamina, minerales, oligoelementos, fibra, proteínas, carbohidratos… nada funciona porque sí. Todos los elementos que componen el cuerpo humano precisan nutrición. Y como un componente más de nuestro organismo, el sistema auditivo, también requiere una nutrición adecuada.

verduras

Pero, existen organismos que sufren intolerancia permanente al gluten del trigo, cebada, centeno y probablemente avena que se presenta en individuos genéticamente predispuestos, caracterizada por una reacción inflamatoria, de base inmune, en la mucosa del intestino delgado que dificulta la absorción de macro y micronutrientes. Hablamos de CE, o lo que es lo mismo la enfermedad Celiaca.

gluten f

Y se preguntará el amigo ciberlector de este blog: ¿Qué hacen en este blog dedicado a problemas de audición, hablando de la CE? – Pues, no, no hemos perdido el norte ni nos hemos equivocado de foro, al contrario, vamos a intentar explicarles que tiene que ver la “Celiaquía con la hipocausia”, de esta última ya hemos hablado ampliamente en anteriores entradas. Como es lógico, aquí, solamente vamos a dar breves pinceladas a un tema que entendemos tan extenso como interesante.

Sabido es, que a medida que nuestra edad adulta avanza, nuestra capacidad auditiva disminuye, perder audición es algo que va directamente relacionado con nuestro proceso natural de envejecer. Pero, dicho esto, se sabe, avalado por muchos estudios recientes, que nuestros hábitos alimenticios, pueden retrasar o reducir los efectos de la pérdida de audición. Por cierto, la pérdida de audición, relacionada con la edad, se denomina Presbiacusia y su tratamiento encuentra un aliado fundamental en los audífonos. Según algunos estudios, la vitamina B9 (ácido fólico) es un buen aliado contra la pérdida de audición. En el citado estudio se habla de porcentajes del 35% menos de riesgo de padecer pérdida de audición en personas que aportan a su organismo mayor cantidad de esta vitamina, que en los que no lo hacen.

En la Universidad Católica de Roma, se ha estudiado en 24 adultos diagnosticados de CE, de ellos 6 son neo-diagnosticados y 18 están a dieta desde hace al menos 1 año- y 24 adultos sanos comparados por sexo, edad, habituados al humo del cigarrillo y a la bebida.

Los resultados evidencian que, un 47% de los pacientes de CE, han reportado una pérdida de oído neuro-sensorial frente a sólo un 2% de los individuos sanos.

Se demostró igualmente que no había diferencia significativa entre los celiacos que no están tratados con aquellos que si lo están: 33% de los primeros contra 44% de los segundos.

Los investigadores, mantienen la hipótesis de que en la base podría haber mecanismos inmunológicos como los anticuerpos específicos y no específicos para la estructura auricular y procesos vasculares.

Aunque se trata de un universo pequeño de estudio, parece evidente, dado los resultados, que existe una relacion clara entre celiaquía e hipocausia. Pero la pregunta que se nos ocurre es: ¿será una manifestación reversible luego de una dieta libre de gluten?

Como decíamos unos párrafos más arriba, esta entrada son sólo una breve pincelada acerca de la relación entre “Celiaquía e Hipocáusia”. En ningún momento hemos pretendido, NI dar nuestras propias conclusiones, NI tomar como nuestros los estudios mencionados.

Ante cualquier duda, póngase en manos expertas como es un profesional médico o consulte a su audiólogo protésico.