Los Amplificadores , falsos audífonos

Los Amplificadores , falsos audífonos

La publicidad llega a nuestros hogares y nos invade generalmente con ofertas y productos extraordinarios, pero a veces, nos quieren dar gato por libre este es el caso de los amplificadores de sonido, un amplificador de sonido se limita a amplificar el sonido y no son actos para personas con problemas auditivos, hay marcas como el Whisper que los podemos encontrar en mercado a precios muy baratos, pero claro no son audífonos, estos aparatos son específicos para personas sin problemas auditivos que oyen normalmente y quieren amplificar el sonido por la razón que sea.

 amplificadores

Los falsos audífonos son aparatos que no requieren audiometrías y su forma de utilización es muy básica un botón de encendido y apagado y un botón de volumen, no se puede ajustar las frecuencias lo que puede crear problemas dentro del oído al recibir sonidos fuertes, además de ser aparatos no reparables y en una gran mayoría no disponen de servicio técnico para su reparación o mantenimiento, porque hay que tenerlo claro “NO SON AUDÍFONOS SON AMPLIFICADORES DE SEÑAL” y su utilización retrasa un diagnóstico correcto de una pérdida auditiva y leve problema de audición puede favorecer la aparición de otros síntomas más graves y de más difícil tratamiento, desde Fonacústica os recomendamos que ante cualquier problema auditivo, lo primero debe visitar a un especialista que nos haga un estudio y valoración audiológica para indicarnos cual es el tratamiento más adecuado.

Un audífono es un aparato adaptado a la mejora en la pérdida auditiva, no es un aparato que solo se limita a aumentar los sonidos, sino que se adapta a la necesidad auditiva de cada paciente y en cada momento preciso, es como un pequeño ordenador dentro de nuestro pabellón auditivo que son hace la vida mucho más agradable y que pasará casi desapercibido para la mayoría de las personas.

Un audífono funciona con uno o dos micrófonos, un procesador digital y un auricular. Todos estos elementos están “integrados” en carcasas que, dependiendo del modelo, pueden llegar a ser igual de pequeñas que un garbanzo, el proceso de captación del sonido es el siguiente un micrófono recoge el sonido que se procesa y adapta según el tipo de pérdida auditiva de cada persona, desde el audífono se envía al auricular el sonido el cual a través del oído externo pasa al oído interno y se transforma en impulsos eléctricos que el cerebro recoge para que podamos oír en perfectas condiciones.

El proceso es el siguiente: el micrófono recoge el sonido que será analizado y procesado por el chip según pérdida auditiva. Desde allí se envían al auricular, a través del cual se transmiten los sonidos desde el oído externo al oído interno, transformándose entonces en impulsos eléctricos que el cerebro recoge y procesa.

Los audífonos son productos sanitario y por ello sólo se adaptan en establecimientos autorizados de audiología, además debe ser el técnico en audiología protésica el que programe los audífonos para que no tengamos problemas de ruido ambiente, frecuencia, cambios de dirección y además de ayudarnos en la conexión con otros aparatos vía  bluetooh, Wireless, además de disponer de servicio de adaptación, repuestos  y servicio técnico.

audifonos de calidad

Si usted cree que debe usar un audífono visite a un especialista y él le dirá si realmente lo necesita, ahorrará tiempo y posibles problemas auditivos.